¿Qué es el apego?

No podemos entender la vida si no entendemos qué significa el apego.

El apego es el primer vínculo o conexión que establece el bebé con la figura cuidadora principal, normalmente la madre. Apego es conexión y autonomía pero sobre todo es un modelo de relación con el mundo que va a perdurar durante toda nuestra vida. En función de nuestras relaciones incipientes de apego, vamos a manejarnos a nivel social y relacional con unos esquemas u otros.

Si el niño/a recibe un apego seguro, podrá adaptarse a los cambios y dificultades, podrá digerir lo que le suceda de la forma más adaptativa, podrá vivir el presente, sabrá cuidar de sí mismo y de los demás y tendrá relaciones satisfactorias.

“El apego seguro es saber que tienes a alguien que te apoya de forma incondicional , y saber que ese alguien está ahí, te abre un mundo de nuevas posibilidades”. Kent Hoffman.

¿Cómo se establece el apego?

El apego se establece en base a la relación con un cuidador principal, aunque hoy sabemos que los adultos tenemos diferentes patrones de Apego.

Hay dos características fundamentales que van a determinar el tipo de apego que desarrollemos que son la predictibilidad da la conducta y respuesta de nuestro cuidador principal, es decir, el niño a través de la interacción, va construyendo una expectativa de la respuesta que va a recibir, y ésta debe ser coherente en todas las ocasiones y la disponibilidad del mismo, un niño necesita que cada vez que tiene una necesidad haya un adulto sensible que la atienda y cubra con un estado emocional equilibrado.

¿Qué es el Círculo De Seguridad?

Es un mapa que nos ayuda a entender el apego.

Es un modelo de intervención en el que los padres aprenden a estar atentos a las necesidades del niño, entendiendo que necesita libertad y confianza para explorar y conocer el mundo, necesita saber y estar seguro que cuando vuelva en busca de protección y consuelo tendrá unas manos para recibirle y necesita que que su cuidador principal le reciba de una forma cariñosa y empática. Entendiendo como el círculo de la imagen, el niño/a va recorriendo todas sus partes para volver siempre a las “manos” que representan esa contención desde el amor.

© Círculo de Seguridad.

© Círculo de Seguridad.

¿Cómo afecta nuestra infancia a nuestra crianza?

Todos tenemos una música de tiburón que suena de fondo en cuanto nuestros hijos hacen cosas que activan nuestros miedos de base.

Todos los niños tienen necesidades básicas reales en la parte superior e inferior del círculo y su correcto desarrollo depende de que esas necesidades sean satisfechas casi siempre.

Todos tenemos sensibilidades especiales, y es ahí donde se activan nuestros sensores. Recuerdo un paciente que siempre había tenido miedo a que le atacasen por la calle que me decía que nada más nacer su hijo le daría clases de defensa personal porque era esencial para la vida. Obviamente me resultó muy simbólico de cómo un miedo se puede transmitir transgeneracionalmente a veces sin darnos cuenta de que un niño en un entorno normal no necesita para sobrevivir tener conocimiento de defensa personal. Eso sería la música de tiburón de mi paciente que le impediría dejar a su hijo funcionar bien en la parte superior del círculo, en la exploración.

Conocer nuestra música de tiburón, nos da la maravillosa oportunidad de profundizar en la relación con nuestro hijo y aumentar las posibilidades de que establezca relaciones sanas el resto de su vida.